Todo inicia en el año 1983.

Como cualquier buena historia, esta también surge de una buena idea, afinada con sacrificio y energía incansable.

La primera generación Castalia heredó del patriarca Don Florentino Ramirez Coronado una gran hacienda. Los negocios cotidianos no eran suficientes para mantenerla y cada día se hacía más difícil conservarla. Es entonces cuando decidieron, después de una conversación con varios asesores y expertos, lanzarse a experimentar con una idea que llegaba de los vecinos del Valle del Cauca. Era un negocio incipiente, una idea exótica y arriesgada, pero que ellos intuían como un buen camino a seguir: la piscicultura en lagos artificiales. Principalmente porque era una propuesta perfecta para el territorio rico en fuentes hídricas.

Tal era la convicción de los interesados, que en un abrir y cerrar de ojos, aprovechando un lago ya existente construido por Don Florentino, dirían muchos el verdadero pionero, llegaron mil alevinos de Tilapia Nilótica. Muchos días de arduo trabajo y ejercicios de paciencia después, la primera cosecha estuvo lista. Felices de haber llegado hasta ese punto, se hicieron a la tarea de venderla. Poco se imaginaban que en el departamento del Huila y en Colombia en general nadie tenía verdaderamente la costumbre de comer pescado.

Por suerte, estos pioneros eran incansables y persistentes, y a pesar de la desilusión decidieron enseñarle a los huilenses y a los colombianos a comer tilapia. Durante esa labor también se toparon con otra razón que afectaba el consumo del nuevo producto. Por experiencias pasadas, los consumidores habían perdido la fe en este tipo de pescado. Todo se debía a que el nombre Tilapia estaba relacionado con una especie en particular que tenia muchas espinas. Como dicen por ahí: “Cría fama y échate a dormir”. Esa asociación de ideas, desafortunada en el momento, estaba acabando con el negocio sin siquiera haberlo empezado.

No obstante, la solución era más sencilla de lo que se pensaba: había que cambiarle el nombre. Inspirados en una especie nativa común en los ríos de la región, sin parentesco alguno, comenzaron a distribuirla y comercializarla con el nombre de “Mojarra”, aprovechando la curiosidad que el nombre producía.

Es así como este grupo de innovadores se convirtieron en los precursores a nivel nacional de muchas prácticas, técnicas y tecnologías que para el momento era desconocidas en el país. La Mojarra había llegado para quedarse en el mercado colombiano y sobre todo en el del Huila, catapultando al departamento al primer puesto en la producción de ella, introduciéndose como importante pieza en la economía colombiana y convirtiéndose en uno de los productos más exportados del país.

La historia detallada de la piscícola está repleta de altibajos, intentos fallidos, pruebas y errores. Pero más fueron los éxitos, los triunfos y las decisiones acertadas que mantuvieron viva a esa primera generación de piscicultores en la gran hacienda de Castalia.

Actualmente Castalia, en manos de la segunda generación, se renueva y encuentra en esta inspiradora historia la energía y la dedicación para continuar y mejorar su labor día a día.

Quienes somos

Castalia Ltda. es una empresa familiar huilense, pionera a nivel nacional en piscicultura en lagos artificiales, con más de 35 años de experiencia, lo que le proporciona un conocimiento amplio y profundo en el tema. Es una empresa dedicada a la reproducción, cultivo, transformación y comercialización de Mojarra Roja, Cachama, Bocachico, Sábalo y otras especies.

Nuestra granja piscícola y toda su infraestructura operativa se encuentra ubicada en el Municipio de Garzón, Huila, Colombia.

person

MISION

NUESTRA MISION ES LA REPRODUCCIÓN...
+
person

VISION

NUESTRA VISIÓN ES CONSOLIDARNOS COMO...
+
person

VALORES

EN CASTALIA LTDA NOS ESMERAMOS EN ...
+

EQUIPO

Somos una empresa familiar dedicada desde hace mas de 35 años a la producción y comercialización de pescados de agua dulce. Actualmente está liderada por la segunda generación y cuenta con el apoyo de un excelente equipo de trabajo.

Daniel Ramirez Navia – Gerente General
Abogado con experiencia en finanzas y banca privada.

Florentino Ramirez Navia – Gerente Operativo
Administrador con más de 25 años de experiencia en la piscicultura.

Catherina Welter Sandoval – Gerente Comercial
Especialista en Comercio Exterior, Logística, Calidad y Servicio al Cliente

Respaldados por un equipo administrativo y operativo.

PLANTA – INFRAESTRUCTURA

ALEVINERA

LAGOS DE PRODUCCIÓN

PLANTA DE PROCESO Y EVISCERADO DE PESCADO